luis estrada

La comunidad de divulgadores de la ciencia está de luto.  El martes 12 de abril falleció Luis Estrada, reconocido a nivel nacional e internacional como el iniciador de la divulgación de la ciencia en México.

Nació en la Ciudad de México en 1932. Estudió física en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Realizó estudios de posgrado en física nuclear en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos. Durante cinco décadas fue investigador y profesor de la UNAM.

En 1968, con un pequeño grupo de colegas y alumnos, inició una labor sin precedentes, la de comunicar la ciencia al público. Fundó la revista Física dirigida a profesores de física y universitarios la cual se convirtió en Naturaleza dos años más tarde con la finalidad de abarcar un espectro más amplio de temas. La elaboración de esta revista se convirtió en la primera escuela práctica para formar divulgadores.  En 1970 creó el Programa Experimental de Comunicación de la Ciencia que en 1981 se convirtió en el Centro Universitario de Comunicación de la Ciencia (CUCC) de la UNAM, la primera dependencia universitaria dedicada exclusivamente a esta actividad de manera profesional. En 1997 el CUCC se convirtió en la actual Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC) de la UNAM.

Entre 1998 y 2007 fue presidente del Seminario de Cultura Mexicana. Hasta unos meses antes de su muerte fue investigador del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la UNAM y llevaba una estrecha relación profesional con la DGDC. Dirigió el proyecto “Temas de Ciencia Contemporánea” (TCC), cuyo objetivo es proporcionar un panorama general del conocimiento científico del mundo en que vivimos. El proyecto TCC abarca tres áreas: el sitio “Cienciorama” (www.cienciorama. unam.mx), seminarios para analizar el avance de la investigación científica y talleres y otras actividades para preparar material de divulgación de la ciencia, así como para ayudar en la formación de nuevos divulgadores.

Recibió varios reconocimientos por su labor.  Entre los más importantes se pueden mencionar el premio Kalinga que otorga la Unesco en 1974 el Premio Nacional de Divulgación de la Ciencia de la Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia (SOMEDICyT).

Luis Estrada fue un apasionado de la ciencia y de sus fundamentos pero sobre todo un convencido de la importancia de compartir este conocimiento con los demás.  Sus reflexiones en estos temas quedaron plasmadas en varias publicaciones como el cuaderno titulado La divulgación de la ciencia: ¿educación, apostolado o? y Ciencia y cultura, editados por la DGDC.

Luis fue un hombre sumamente culto, inteligente, excelente conversador, gran conocedor de la música y de presencia impecable. Muchos divulgadores mexicanos se formaron con él. Siempre será recordado por su labor pionera y valiente en el campo de la divulgación de la ciencia pero sobre todo por su generosidad. “Nos hemos quedado huérfanos” fue el comentario de muchos colegas.

Descanse en paz el maestro, colega y gran amigo Luis Estrada.

www.cienciorama.unam.mx

http://www.comoves.unam.mx/numeros/quienes/142